21/Mar/2019

La herencia del arte tradicional de los Pañero.Por José Sastre Munoz

IAM/Ha transcurrido más de una semana  de la extraordinaria actuación que los hermanos Pañero realizaron en la XXIII Palma de Plata, y he creído conveniente escribir y publicar un artículo de la procedencia que tienen los dos hermanos cantaores. Foto: Foti

La herencia del arte tradicional de los Pañero.Por José Sastre Munoz
IAM/Ha transcurrido más de una semana  de la extraordinaria actuación que los hermanos Pañero realizaron en la XXIII Palma de Plata, y he creído conveniente escribir y publicar un artículo de la procedencia que tienen los dos hermanos cantaores. Foto ;Foti

Es simplemente la memoria que ellos han mantenido y sigue vivía que se remonta a su tatarabuelo “El Negrito”, llegando a su padre José Lérida Cortés “El Pañero”. En 1942, un 7 de julio en Ceuta  nace el cantaor José Lérida Cortés  siendo hijo de José Lérida Cruz “El Pañero” ya que este hombre iba por pueblos y barrios de nuestra Comarca, provincia e incluso  recorriendo España entera, para sacar adelante a sus cuatros hijos.

 José Lérida Cruz fue amigo del mismísimo Antonio Mairena, Juan Talega,Tomás Pavón, Juanito Mojama,…, todos estos les encantaba como cantaba y bailaba José Lérida Cruz “el Pañero” , nacido en Camas (Sevilla)un 6 de junio de 1912, fijó su residencia en Algeciras. Los que lo conocían destacan de él su temple al cantar distintos palos del flamenco, sus buenas soleá, sus bulerías donde terminaba bailando. Se casó con María Cortés Cortes hija de Bartolomé Cortés Cortés conocido por “Bartolera” y de Ana Cortés Cortés  “La Pichanta”, donde esta cantaba de una forma magistral y de una gran pureza las siguidiyas, siendo admirado por el mismo Enrique el Mellizo.

Bartolera que era fragüero de profesión, en esa fragua que heredó de su padre por ser hijo único se templaban unas buenas tonás y siguidillas que aprendió de su padre juan josé Cortés Molina “El Negrito”Sobre los años 30 se marcha a Chiclana donde adquirió otros tipos de cantes y formas, como los de San Lucas de su amigo Felix El Potajón.  Bartolera era un gran seguidor de Manuel torres.Todos estos antepasados de José Lérida Cortés “El Pañero” ha sido una herencia enriquecedora, se adquirió de esta forma tan tradicional y maravillosa.

José nunca quiso ser artista profesional, los estudiosos del flamenco de esta Comarca lo consideran un buen cantaor aficionado, pero este cronista flamenco discrepa con todos ellos. Para mi José Lérida Cortés “El Pañero” es una gran figura del flamenco, con un gran conocimiento de los palos profundos y alegres, como son las siguidiyas, soleares y sobre todo una forma muy peculiar de cantar las malagueñas. Y digo que es una figura del cante y no un cantaor aficionado, porque las grandes figuras del flamenco en el siglo XIX jamás se ha subido a un escenario y este es el caso de José “El Pañero aunque naciera ya avanzado el siglo XX .José Lérida Cortés “El Pañero” a la edad de 18 años se marcha  para trabajar a la Argentina para vender confección y telas de paño junto a su cuñado Antonio, llegó incluso a visitar la Argentina y Chile de la Patagonia y fija su residencia en la Capital, Buenos Aires, allí acudió a ver grandes artistas españoles como fueron Juanito Valderrama, Manolo Caracol, las mismísima Faraona (Lola Flores), … aunque estos artistas cantaban copla, al ser visitados en el hotel donde paraban por admiradores como José Lérida, en los reservados del Hotel cantaban flamenco y montaban unas buenas fiestas.

Allí José Lérida adquirió buenas formas de cantes desconocido y nuevas formas de aprender flamenco.Sobre el año de estar en la Argentina regresó a nuestra Algeciras y conoció a Elena López Cortés, dicen que se enamoró de ella cuando la vio bailar. Pues buena dicha sea, se casó con ella y tuvieron tres hijos: José, Pedro y María. Hablando con el aficionado Çarlos Márquez González que fue directivo durante ochos años y secreatrio de la Asociación del Cante Grande de Aglecrias;  respecto a José Lérida Cortés “El Pañero”, me comentó confidencialmente diciéndome: “el Tio Pañero es el mejor cantaor que jamás he oído cantar”, ía luego me matizó  que lo escuchó una vez cantar una bulería en la Asociación del Cante Grande en Algeciras y una siguidiya a capela, sin guitarra en un CD que grabó y editó la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, en unas jornadas flamencas que tuvieron lugar hace unos años aquí en Algeciras.

Esa siguidiya me comentó Carlos Márquez que se ponen los pelos de punta y te deja sin habla. Es un gitano anciano con unas facultades excepcionales en el mundo e historia del flamenco, respetado y admirado por todos los de este mundillo tan maravilloso que hay de este cante tan universal.

José  “El Pañero” es una fuente de cultura, sin que él mismo lo sepa, una enciclopedia viviente del cante jondo. Estoy seguro que llegará un día, cuando la Junta de Andalucía lance un Decreto de la Consejeria de Educación y Cuitura donde en  los colegios e institutos se imparta la asignatura de “ Flamenco”, donde a  José Lérida Cortés “El Pañero” se le estudiará como legado importante que adquirió de sus antepasados.

 Autor: JOSÉ SASTRE MUÑOZ 

En esta sección
Comentarios